Entradas

Mostrando las entradas de octubre, 2008

Un tiempo de Ayuno y Oración

Una de las grandes bendiciones de ser un miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y un cristiano es que creemos en un Dios que es tanto omnipotente como compasivo. Creemos que cuando oramos en verdad, Dios nos oirá y nos bendecirá según nuestras necesidades. Creemos en un Dios que tiene sentimientos, quien es amable, cariñoso, y compasivo. Creemos que Jesucristo no sólo sufrió bajo el peso de nuestros pecados, sino que él también soportó nuestras aflicciones y nuestras enfermedades. Como el profeta Alma profetizó de él:

11 Y él saldrá, sufriendo dolores, aflicciones y tentaciones de todas clases; y esto para que se cumpla la palabra que dice: Tomará sobre sí los dolores y las enfermedades de su pueblo. (Alma 7:11).

¿Por qué él tendría que sufrir nuestras enfermedades también? Alma continúa:

y sus enfermedades tomará él sobre sí, para que sus entrañas sean llenas de misericordia, según la carne, a fin de que según la carne sepa cómo socorrer a los de su puebl…