Entradas

LA LIAHONA Y EL TLACHIELONI

Imagen
  LA LIAHONA Y EL TLACHIELONI   Un vistazo a Alma 37:38 Versión en PDF Por Juan Javier Reta Némiga Uno de los pasajes más enigmáticos en el Libro de Mormón es Alma 37:28: “Y ahora, hijo mío, tengo algo que decir concerniente a lo que nuestros padres llaman esfera o director, o que ellos llamaron Liahona, que interpretado quiere decir brújula; y el Señor la preparó.” ¿Por qué un artefacto esférico fue utilizado tanto para indicar la dirección que debían de seguir como para recibir instrucciones y revelaciones? Generalmente, una brújula es para nosotros un instrumento plano, redondo, con agujas para señalar los puntos cardinales y no lo asociamos al ejercicio de la fe o a la espera de indicaciones o mensajes sagrados para una comunidad o familia, como es el caso de Lehi y sus compañeros en el desierto. Además ¿Por qué se esperaría que por medio de un objeto la divinidad indicase tanto el camino como sus propósitos. La explicación pudiera estar en el contexto mesoameric